Entradas anteriores

miércoles, 28 de noviembre de 2012

4 mejor que 1

Equipo de natación
Rubén, Javi, Amadeo, Albert
(JAVI)  Hace un par de semanas quedamos 4 amigos para realizar una travesía nadando por el mar...hasta aquí, nada que no hayamos hecho anteriormente. Lo interesante es que esta vez decidimos apuntarnos a una travesía por relevos. Así que nos juntamos 4 amiguetes (Rubén, Amadeo, Albert y yo) para pasar un día de deporte diferente.  Fue una jornada interesante porque se trataba de un relevo 4x1000 metros nadando, ni mucho ni poco, lo justo para controlar al principio y terminar dándolo todo al final.

  Además, me reencontré con muchos antiguos compañeros y conocidos de mi época de nadador entre los 53 equipos inscritos. Realmente había gente con mucho nivel, antiguos nadadores de campeonatos europeos, etc... y aunque nosotros íbamos a pasarlo bien y hacer una especie de entreno, al final, cuando nos pusimos la salida no puedimos evitar que las pulsasiones se revolucionaran, emocionarnos y sin querer -si no ganar, porque estamos acostumbrados a competir contra nosotros mismos- sí hacer lo mejor posible. Así que tocaba ponerse el mono de trabajo (neopreno, que esta época del año lo requiere) y empezar!

Máxima concentración
  Lo cierto es que siendo nosotros 4 antiguos nadadores y actuales triatletas, estamos muy acostumbrados a la competición individual, pero no a las tareas de equipo, así que fue toda una experiencia diseñar -improvisar- estrategias, consensuar criterios en el orden de salida, gestionar nervios, etc. Esta experiencia me hizo reflexionar sobre la soledad en la que habitualmente entreno y compito que convierte el prefijo "auto" en la norma de mis esfuerzos: automotivación y autoconvicción. Por eso muchos "deportistas solitarios" se unen a equipos para por lo menos entrenar con otros y, para las competiciones van con la familia y amigos "a cuestas".

  Por eso, acostumbrado a mi "soledad", me gustaría hacer un repaso de lo positivo que resulta el deporte en equipo, aunque sea de vez en cuando:

Primeras valoraciones
1.-Dos cabezas piensan mejor que una, sin duda! La experiencia individual puesta en común lleva a mejores estrategias de afrontamiento.

2.-Compromiso con los demás. Es más fácil ser constante durante todo el proceso. 

3.-Proceso de aprendizaje e implementación de nuevas técnicas y/o prácticas aportadas por la eficacia y experiencia de los otros miembros del equipo. Resumiendo: dejar de mirarnos a nosotros mismos para ver a los demás.

4.-Equilibrio entre Habilidades y Debilidades, es decir, por una parte te sirve para ponerte en tu sitio y darte cuenta que no estás tan mal como -seguro- pensabas, pero que aun te queda muuuucho por andar.  Por otro lado, hechas la comparaciones (que siempre son odiosas, sí)se cubren las debilidades de unos con las fortalezas de otros.

5.-Sentido de pertenencia a un grupo que potencia la identificaión con el otro, sociabilización y contextualización de ti mismo en un todo, dando sentido a los sacrificios, esfuerzos, nervios, etc. 

6.-El resultado de la suma de los 5 puntos anteriores es: seguridad en ti mismo, motivación y responsabilidad relativa ante el éxito o el fracaso.    

Mientras uno sufre, los otros... vaya equipo!!
  Y visto lo visto, debo decir que no lo hicimos del todo mal porque quedamos en la posición 14... "dándolo todo". De hecho, podría decir que lo hicimos muy bien porque no paramos de reirnos, aprender y disfrutar. Es más, triunfamos!!! porque fue la excusa perfecta para reunir a las 4 familias y celebrar la jornada con una buena comida y una mejor tertulia. Por eso, sin duda: 4 mejor que 1

Gracias a Ester y Laia que se nos cedieron las fotos de ese día para este post.
(JAVI)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...