Entradas anteriores

lunes, 13 de mayo de 2013

Los Monegros: Mi primer reto sobre ruedas

btt los monegros
Josu en Los Monegros
   (JAVI) Entre los objetivos que nos plateamos con este blog -hace ya muuuucho tiempo- estaba el de compartir experiencias con personas con las mismas inquietudes que nosotros; sugerir eventos y rutas; dar algún consejillo de salud y fisioterapia; pero sobre todo teníamos un objetivo que es el que más nos motiva para escribir: inspirar a otros para que prueben a practicar algún deporte y disfruten en primera persona de todas aquellas sensaciones que nosotros no encontramos palabras para describir.

   Por eso nos alegra tanto compartir hoy con vosotros una crónica muy personal.  La escribe Josu: mi amigo, paciente valiente sobre la camilla, y sobre todo padrazo de familia.  No tiene tiempo de entrenar... como todos nosotros;  el deporte no es su prioridad... como no es la nuestra; no tiene un equipamiento competitivo... como no lo tenemos nosotros.  Pero ha dado en el clavo: con poco tiempo, priorizando lo relamente importante, y con un equipamiento básico, puede disfrutar de la practica del deporte, que le repercute en satisfacción personal, liberación de estrés, más rendimiento en el trabajo, y muuuucho buen humor para compartir con su mujer e hijos.  Es un relato muy personal en el que comparte -desde ese nudo que te hacen los nervios en el estómago- las sensaciones más íntimas de una primera carrera en BTT.

   Gracias Josu por compartir con nosotros tu esfuerzo, tus ánimos y tu inspración.  Y felicidades por cumplir tu objetivo: llegar, triunfar y disfrutar.

  (JOSU) Tengo 34 años, casado con dos hijos, y ya hace dos años y medio que me dió la fiebre de correr a nivel amateur. Me apunto a carreras populares de asfalto y alguna de montaña (máximo 15km.), pero nada de bici.

  Tengo una btt que me regalaron hace 7 años, que tiene aún en las ruedas los pelillos típicos que evidencian su poco uso... vamos, que está nueva! Este verano le puse una sillita porta bebés y di algunos paseos por el río con mi hijo a cuestas.  En el mes de febrero, un mismo día, dos personas distintas me hablaron de la carrera de los Monegros; pensé, qué casualidad!! Busco información por internet y me parece interesante, aunque algo duro y apresurado... pero durante días no dejo de darle vueltas: puede ser un reto –pienso- pero para el año que viene. Aunque es una zona relativamente conocida para mi porque veraneo a 70km de allí (Alborge) y tengo muchos amigos, no termino de tener el empuje para subirme a la bici... pero todo llega... y llegó mi amigo Raúl (Braulio) de Zaragoza diciéndome que se apunta a la Media Maratón de Orbea Monegros!!! Era una señal.  Ya no tenía excusas.  Saco cuentas y me quedaba mes y medio para entrenar. Empiezan los nervios por saber si llegaré a tiempo.

   Lo primero fue quitar la sillita del niño y poner la bici un poco a punto; en eso me ayudó Jordi (un padre de la guarde de mi hijo) porque yo no tengo experiencia ni conocimientos en este sentido. Un día hago 13km por el Llobregat, otro día 26, parece que tengo buenas sensaciones, pero... aquello eran 77km, quizás me falta un poco de entreno, pensaba constantemente.

  Contacto con algunos vecinos y salgo un domingo a la Creu d'Olorda en Molins, 40km, eso fué más duro, y la caída tonta que tuve intentando beber, no ayudó. Y así algunos días más, pero como máximos 42km, y un total de 9 salidas. Se acercaba la fecha y aun volaba sobre mi la sombra de la duda, del miedo: creo que no estoy preparado, pero me centré y me convencí de mi objetivo: acabar y disfrutar de la experiencia.

  Pero para colmo de males se pronosticaban lluvias!!!! Según me comentaba gente que la había hecho el año pasado, el reto se convertía en hazaña si conseguía pedalear más de 10km, ya que se forman unos barrizales impresionantes en la zona.

btt los monegros
No hay vuelta atrás... inicio el viaje
   Bueno, sea como fuera llegó el día.  Tengo todo listo y la bici cargada en la furgoneta.  Me suele entrar sueño cuando conduzco solo, pero estoy nervioso y emocionado... el viaje se hace corto.

  Es viernes y mañana será duro, así que a dormir pronto. Los niños me dejan pocas noches dormir de un tirón, así que hoy caigo redondo todo y los nervios. Es el día, salgo pronto y aún llueve; tengo que recoger a mi amigo Braulio en Zaragoza. Él ya tiene todo preparado para superar las pájaras durante la carrera: unos plátanos, galletas, dátiles. Tiene también ropa de ciclista para dejarme, porque hace un día bastante fresco... pero ha dejado de llover, menos mal!

btt los monegros
Dorsales en mano! qué nervios!
   Ya estamos en Sariñena, hay caravanas y coches con bicis por todas partes.  Recogemos nuestros dorsales en una nave donde hay estands de Orbea, BKool, tiendas de techo, etc. Se nota muy buen ambiente. Cotilleamos lo que hay dentro de la bolsa que te dan... estamos como niños.

  Tras comer un bocata, nos vamos a cambiar y coger las bicis. Más nervios, ¿habrá mucho barro? ¿aguantaré todo el recorrido? ¿El desnivel será duro?... aaaaich!

  Queda una hora y ya estamos por la salida para poder salir bastante adelantados y evitar aglomeraciones.  Se empieza a apretar la gente, esto ya empieza. Se oye hablar más catalán que en Barcelona, y mucho vasco, así que no puedo decir que me siento extraño (soy medio maño, medio vasco, y nacido en Catalunya).

  Salimos rodeados de gente que anima a sus familiares y habitantes de la zona. La verdad es que es emocionante.

  Hasta el Km. 5 no podemos imponer nuestro propio ritmo de la gente que hay.  Braulio, que está más en forma que yo, empieza a tirar y se me aleja entre tanta bici, así que me quedo solo.  Me encuentro a gusto, pedaleando a mi ritmo. Pero en el Km. 20, en un repecho no entra el plato pequeño...uy, empieza pronto a fallar la bici, la verdad es que he visto pocas peor que la mía. Intento solucionarlo, limpio de barro los platos con un poco de agua, pero sigue sin entrar. Pues así tendré que ir, pero parece que la limpieza funcionó y al rato vuelve a funcionar, menos mal. Luego es el plato grande, madre mía, esto no lo acabo seguro, pero al rato vuelve a funcionar.

Km. 35, primer avituallamiento, 1:44h. Estoy contento con mi ritmo.

  Siguiendo el consejo de mi amigo y fisio, Javi, tranquilamente paro a comer algo de fruta, dulce y bebida, estirar un poco y a continuar. Pienso, queda algo más de la mitad; las sensaciones son buenas; esto está hecho! Ánimo!

btt los monegros
Autofoto
   A partir de aquí empieza una subida bastante larga, aunque el desnivel se hace muy llevadero, eso sí, con plato pequeño y piñón grande. Como he venido a disfrutar me paro cuando casi estoy arriba a hacer una foto del ascenso que llevaba y donde aún se ven a corredores abajo, no soy el último, eso anima y me vengo arriba!

  Ya llevo muchos Kms y empieza a hacer mella el cansancio; he superado mi limite de 42km y lo empiezo a notar. Sopla el cierzo, según dijeron después, a 75km/h. Hay ratos que parece que no avanzo.  Intento cambiar y parece que el cambio se ha roto, pero son los dedos que no tienen fuerza para empujar la palanca. Y los riñones me están matando.

   Km. 65, segundo avituallamiento, 4:10h. Repito operación, esta vez con más ganas. Hay una fisio asistiendo a algunos, me acuerdo de Javi, y en la mala hora que me lió en esto de hacer tanto deporte. Me noto un poco cargada la parte posterior de la pierna izquierda, pero creo que podré aguantar.

   En un inicio, eran 77km, pero para evitar zonas de mucho barro, lo habían desviado y quedaba en 79km. Dos más, ya no venía de eso... pero se notan.  Esos últimos Kms se hicieron eteeeeernos. Volvía a soplar mucho viento, y yo seguía resoplando buscando fuerzas...

  Nada más pasar el cartel del Km. 75 noto que se empieza a agarrotar la pierna izquierda. Tengo que sacar el pie del pedal y rodar sin pedalear. Busco un sitio para poder tirarme, pero parece que se está pasando. Intento meter el pie en el pedal y ver qué pasa... parece que no tendré que parar. A ver si llego, me queda muy poco para superar esto. Venga!!

   Queda poco, pero tengo que parar cada poco tiempo para estirar la espalda y comer algo de mi avituallamiento.  Llevamos más de 79km y esto no se acaba nunca. El último tramo está muy bacheado y las manos me duelen horrores.

  Iba con la ambición de hacerlo en menos de 5h para conseguir el diploma de plata, pero el aumento de Kms me hace perder la esperanza, así que me lo tomo con calma y disfruto del tramo final. Braulio ya había llegado seguro (hizo 4:36h, nada mal)

  Se empieza a ver Sariñena de nuevo. Gente que anima y hace que llegues más eufórico por acabar.

  Y por fin la Meta. 5:24h. HE ACABADO!!

  En las condiciones de preparación que vine, he superado mi reto, casi no lo creo. Estoy bastante entero, he acabado en un tiempo decente, no soy el último. ¿Qué más quiero?... Pues como nos pasa a muchos en estos casos, ya quiero volver el año que viene, pero a hacer la larga (113km) y mejorar mi tiempo. Eso sí, acabar cenando en la Sidrería Begiris de Zaragoza, como este año. Eso sí que es recuperar fuerzas!

  Esto de superar tus retos te recarga las pilas, y vuelves a casa con ganas de disfrutar de tu familia y de tu vida, pero con la insatisfacción de ser tiempo pasado. Así que habrá que preparar el siguiente objetivo para darle mayor aliciente al futuro.

  Animo a quien no haya probado una competición deportiva de cualquier tipo a que lo haga y saboree la experiencia con calma y larga satisfacción.  Lo bueno de estas pruebas populares es que no hay reto pequeño sino superación personal.  Y para aquellos que acostumbran a participar en competiciones deportivas los animo a compartir su experiencia con familiares, amigos y con KM30 porque sirve de inspiración para los demás. 
(JOSU)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...