Entradas anteriores

domingo, 19 de abril de 2015

OXFAM Trailwalker, la esencia de la solidaridad

intermon oxfam trail walker
Primeros kilómetros con muchas ganas y buen ritmo
(JAVI) Hace unos meses ya escribimos un post haciendo referencia a esta prueba y a la preparación que llevaba el equipo PINTA-CROMA  para afrontar la Oxfam Trailwalker.  La carrera tiene una distancia de 100 kilómetros que transcurren por la Vía Verde Pirineo-Costa Brava y  yo colaboraría con el equipo como persona de apoyo en los avituallamientos, logística de material, comida y bebidas; y como no, como fisioterapeuta. 

   Este fin de semana fue la gran cita.  En la línea de salida se dispusieron a realizar los 100 km nada menos que 376 equipos con el ánimo de disfrutar de una gran jornada y gran carrera.  El límite de tiempo para completar la distancia era de 32 horas y el equipo debía estar formado por 4 corredores más 2 persona de apoyo.

   La prueba cada año está ganando más relevancia y los equipos cada vez están mejor preparados. El equipo con quien colaboré, PINTA-CROMA, lo integraron personas sencillamente geniales: Alberto, Jordi, Sebas y Raul  que tuvo que substituir a Eric, quien no se recuperó a tiempo de una fisura en la tibia.

  En total hay 7 puntos de avituallamiento donde Lolo, mi compañero de apoyo, y yo podríamos asistir al equipo. Estos chicos entrenaron muy duro para este día y no se podía ir al traste por una mala logística en los puntos de apoyo. La coordinación debía ser total.

   A las 10:00 de la mañana se dio la salida y el equipo en seguida quiso ponerse en los primeros puestos, ya que en pocos kilómetros el camino se estrechaba y se ocasionarían embudos.  Al poco tiempo nos dimos cuenta de que el día no sería fácil... y el resto de equipos también.  A los ya duros 100 kilómetros se unieron dos protagonistas con quien nadie contaba: el calor y la humedad. 

intermon oxfam trail walker
Selfie de Sebas retratando la cara del esfuerzo
  En el 2º avituallamiento el equipo iba alternándose entre la posición 5º y 6ª pero ya empezaban los problemas por la calor. Llevaban 31 km y Sebas necesitaba sus musleras compresivas ya que los cuádriceps estaban tocados. Algo raro pasaba, ya que él está entrenado para esta distancia y mucho más.  Ya en el siguiente avituallamiento de Anglés, Sebas me dice que va tocado de la barriga y que ha vomitado un par de veces.  Achaca las molestias a un plátano que parece le había sentado mal... muy raro... Sobre el kilómetro 40 lo tengo que asistir ya que los cuádriceps no le aguantan y el estómago lo tiene reventado.  En honor a la verdad tengo que decir que intentó un milagro, pero poco pudo hacer: estaba deshidratado, no pudo comer ni beber nada desde el kilómetro 17 y el calor apretaba cada vez más... finalmente sucedió lo que era inevitable, el colapso muscular. No puede seguir; no nos podemos arriesgar a que pase algo peor.  Sobre kilómetro 42 se retira.  Eso cae como un jarro de agua fría en el equipo. Y por si fuera poco, Jordi comienza a tener problemas en una rodilla. Parece que todo empieza a derrumbarse.

  Cuando los vuelvo a ver en el avituallamiento de Girona (km 56) el equipo está tocado anímicamente; intentamos animarlos durante la parada para comer, tratar los trapecios de Raúl y Alberto y ver qué tal va la rodilla de Jordi que parece que aguanta con el vendaje que le hice en la parada de Bescanó. 

   El parón para comer les ha sentado bien.  Salen a buen ritmo y algo más motivados.  Esto empieza a coger color otra vez.  Escri, el entrenador del equipo, nos comenta que van bien, que el cuerpo aguanta y que van cogiendo ánimos y ritmo; se recuperan del mazazo que ha sido la retirada de Sebas y del calor. Las ganas de llegar a Sant Feliu de Guíxols pueden más que el cansancio que arrastran.

  En Llagostera y Santa Cristina D'Aro ya tienen otras caras; se recuperan y se animan unos a otros; a lo que se suma la visita de algunos familiares en los puntos de control que les da el plus extra que necesitaban. Quedan 10 kilómetros y ya huele a mar!!!

Foto de la llegada (borrosa, ya lo sé, pero tenía que ponerla)
  La llegada a Sant Feliu de Guíxols fue espectacular: Sebas se une al grupo para poder hacer los últimos metros con el grupo  y poder disfrutar de la llegada. Se lo merece!!! Alberto y Raúl aguantan como titanes y un gran ejemplo de compañerismo ya que prácticamente han llevado a Jordi y su rodilla maltrecha durante más de 60 kilómetros hasta la meta; era la primera vez que realizaba una distancia tan larga y eso le pasó factura a sus gemelos y rodillas.  Pero Jordi es un espartano y tiene una fuerza mental y un poder de sufrimiento admirable.

  Es una carrera con un fin solidario evidente... pero estando allí, y viendo el esfuerzo descomunal de los corredores, te das cuenta que la verdadera esencia de la solidaridad se desarrolla durante los 100 kilómetros de carrera dónde tus compañeros son tan importantes como tus propias piernas.

  Finalmente el esfuerzo les fue recompensado con un muy buen puesto final y un tiempazo, pero sobre todo fueron -fuimos- recompensados con una experiencia intensa, íntima, a la par que solidaria y grupal.  Una de esas experiencias que te dejan por varios días subido en una montaña rusa y que una vez bajado de la atracción, valoras lo que has crecido como persona, como profesional, y sobre todo como parte de un equipo.

Gracias por hacerme partícipe de esto tan grande!
(JAVI)

intermon oxfam trail walker
Photocall: Javi, Alberto, Sebas, Raúl y Jordi
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...