Entradas anteriores

jueves, 19 de febrero de 2015

21,097km Si lo puedes soñar lo puedes lograr!


media maraton BCN
  Hoy publicamos un post muy especial.  Para nosotros es un regalo... y cuando lo leas, será un regalo para ti.  Lo escribe Olga Millán quien ya inspiró en su momento el post Salta del sofá en tres pasos, y el anterior a este La Media Maratón BCN, un sueño compartido.  Solo decirte que además de ser una mujer super positiva, llena de energía, científica, madre y esposa, también es una soñadora... quizás sea esta la palabra que mejor la define.
   Aquí en estas líneas nos relata todo el transfondo que conlleva tomar la decisión (y el riesgo) de correr 21,097km.  Y es que hoy en día en la vorágine de maratones, carreras de fondo, de utlra fondo, y hasta el fin de los fondos, si no corres más de 70kms no eres nadie... ya tus "carrerillas" no emocionan ni despiertan admiración... incluso a veces te avergüenzas de comentar en ciertos círculos que pagas por correr 5km...
   La dejo hablar a ella para que te emociones, la admires y te inspires.  Es un post más largo de lo habitual, pero es que las grandes azañas no se relatan en cuatro líneas. Gracias Olga!
 
media maraton BCN
   Hace ya más de dos años que me inicié en el mundo del running. Los motivos que me llevaron a ello fueron diversos, pero hubo un hecho que me marcó profundamente que fue la pérdida de un ser muy querido y próximo. A raíz de esta pérdida para la cual nunca se esta lo suficientemente preparado, hizo que me planteara y reflexionara sobre cómo discurría mi vida. Me di cuenta que la vida es muy efímera, los días, los años nos pasan sin darnos cuenta, porque en esta sociedad en la que vivimos prima la prisa, el hacerlo todo rápido y para ayer y además sin permitirnos disfrutar de los pequeños detalles. Me percaté que tal como transcurría la mía, entre el trabajo y mi familia, no me dedicaba ni un solo minuto a mi misma, como les ocurre a la gran mayoría de mujeres. Así que decidí que tenía que hacer algo por cambiar esta situación, tenía que encontrar mi propio espacio y mi propio momento sólo como Olga,  ni como mujer de, ni como madre de, ni como hija de, ni como….

   Siempre me ha gustado el deporte y ví que el running me daba la libertad de salir cuando quería sin depender de nada ni de nadie. Así que empecé a entrenar y a robarle minutos a la noche, que es cuando la logística laboral y doméstica ya está controlada.  Me inicié con una carrera de 5km, la I Transplant Run, no podía ser otra manera dedicándome a la investigación en el ámbito del trasplante y a la que les siguieron muchas de 10km.  Hasta que un día decidí plantearme un reto más exigente y por ello más atractivo para mí: correr mi primera Media Maratón y por supuesto tenía que ser en mi ciudad, Barcelona.  Al principio le das vueltas y vueltas a esa idea que te va atrayendo y cautivando pero las dudas te invaden y piensas: no se si seré capaz, necesitaré mucho entreno y no se de donde sacaré tiempo… pero por otro lado te dices a ti misma y por qué no y como me dijeron en una ocasión si lo puedes soñar, lo puedes lograr.  De este modo la idea va tomando forma en tu interior y llega el día en el que te atreves a verbalizarla y compartirla con la gente que te rodea. Creo que el compartir públicamente un reto personal le da más fuerza y compromiso. Habrá quien piense que puede crear una presión y una obligación por no defraudar a los demás en caso de no conseguirlo, pero en realidad al único que puedes realmente defraudar es a ti mismo.  Por suerte, porque no siempre es así, mi entorno me entendió y me apoyó desde el principio, en especial mi marido. Él es un deportista nato, tiene una facilidad envidiable para hacer cualquier tipo de deporte que se proponga. De hecho inicialmente se sumó a mi reto y se propuso correrla conmigo sólo para poderme ayudar moralmente en caso necesario. Pero por desgracia se lesionó durante los meses previos y eso le impidió acompañarme físicamente, pero os aseguro que ha estado siempre presente en cada paso, en cada entreno y en cada km.  De hecho gracias a él he podido llevar a cabo mis entrenamientos mientras se cuidaba de todo lo demás. 

   Lo cierto es que te das cuenta lo importante que es rodearte de gente que “sume”, que aporte y que te anime y a la vez ser capaz de eliminar de tu entorno a la gente “tóxica”, que sólo aporta negatividad y que por desgracia la hay pero hay que saber ignorarla.  Hace poco más de 2 años conocí a una mujer que para mi es un ejemplo de superación personal. Ella tuvo la generosidad de hacerme participe de su sabiduría que os aseguro que es mucha, y me hizo entender que plantearse la vida con retos, pequeños o grandes, la hace mucho más estimulante pero sobretodo lo que me hizo entender es que lo más importante no es alcanzar el objetivo final propiamente, lo más importante es disfrutar del camino que te lleva hasta él. Como ella me dijo en una ocasión, llegar a ponerse en la línea de salida ya es un triunfo, pase lo que pase luego en la carrera. Más que las aptitudes que uno tiene lo importante es la actitud con la que te enfrentas a las cosas y esto es aplicable a todos los ámbitos de la vida.

   El pasado 6 de noviembre inicié mis entrenamientos específicos para poder alcanzar mi sueño: correr la distancia de 21,097km de la Media Maratón de Barcelona con el objetivo no de marcarme un tiempo sino de disfrutar de la experiencia (y evidentemente no morirme en el intento). El running me ha dado la oportunidad de conocer personas muy interesantes, de las que desbordan y contagian positividad y de las que he aprendido mucho. También hay que tener en cuenta que con el boom del running han proliferado muchos “charlatanes” que se atreven a aconsejar sin ningún tipo de fundamento ni profesionalidad. Mi gran fortuna fue conocer a una persona de la que a pesar de su juventud me sorprendió desde el principio su madurez y sobretodo su honestidad. Ella es Mary Carmen G. Reina, atleta profesional y fundadora de la web www.espaciodecorredoras.com (EDC) desde la cual impulsa y defiende lo que define como #elartedecorrer. Tuve la gran suerte que -junto a su entrenador personal A. Novakosky- compartiera conmigo su experiencia y sabiduría como corredora diseñándome como un traje a medida la preparación de mis primeros 21,097km.  Nunca podré agradecerles suficientemente su generosidad ya que el poder contar con su apoyo personal y profesional me proporcionó mucha tranquilidad, porque sabía que siguiendo sus entrenos estaba haciendo bien las cosas y no iba a tener problemas; en definitiva, gracias a ellos me quité una preocupación de encima.  Me limité a seguir fielmente sus consejos.  Desde aquí animo a todas aquellas personas que se planteen un reto deportivo que se dejen asesorar por gente experta como el equipo que configura EDC.  Los retos se pueden alcanzar sí, pero hay que trabajarlos y en ocasiones sacrificarse, porque nada cae del cielo, te los tienes que ganar día a día; es por ello que cuando los alcanzas la gratificación personal es inmensa y para ello es imprescindible estar asesorado por gente experta.

   Las semanas fueron pasando y las exigencias de los entrenos aumentando, incluidas las tediosas pero tan necesarias series, pero lo tengo que confesar: cómo disfrutaba de ellos, sentía que cada entreno me acercaba más a mi objetivo….. y sin darte cuenta llega el GRAN DÍA 15/2/15 (bonita fecha) y te plantas en la línea de salida de la Media Maratón de Barcelona. Quién me lo iba a decir hace 2 años atrás.  Rodeada de otros corredores con tu mismo objetivo. Los nervios te asaltan pero me repetí a mi misma que él ponerse en la línea de salida de una media ya es todo un éxito, y es así porque cuando se trabaja por conseguir un sueño/reto llegar a este punto significa que has hecho lo que tenías que hacer y en ese momento sólo tienes que pensar en disfrutar de la carrera, lo hecho, para bien o para mal, hecho está.
 
   Se inicia la cuenta atrás 5,4,3,2,1… y de entrada no puedo evitar emocionarme por estar viviendo ese momento tan deseado por mi y sobretodo por el hecho de no tener a mi marido al lado porque sé lo difícil que ha sido para él el renunciar a esta carrera. Y empiezas a rodar, ya no hay vuelta atrás, estás tú y 21,097km que te separan de culminar tu reto……..Empiezas a correr y aunque eres conciente de que debes ser prudente en el ritmo porque sabes que debes dosificarte, es muy difícil porque tienes la adrenalina a tope…. Pero poco a poco vas cogiendo tu ritmo adecuado, aquel en el que estas cómoda y vas avanzando km a km.  Durante el recorrido ves a gente que conoces y te anima y lo agradeces infinitamente y también escuchas a gente anónima gritar tu nombre,  pero lo que no tiene precio es saber que en la meta te esperan los tuyos.  Y con “tuyos” no solo me refiero a mi familia a la que agradezco enormemente su presencia, sino también a personas que han querido estar allí simplemente para compartir ese momento tan especial para mi.  Como me dijo unos días antes de la carrera una de las excepcionales personas que el running me ha permitido conocer Anna Forns ese momento es un momento muy importante de logro personal y satisfacción. Tienes que compartirlo, explicarlo, regocijarte….y me apetece mucho que lo hagas conmigo y cuanta razón tenía….sí señor, los logros también se deben compartir con la gente que te aprecia y le agradezco de corazón el que sacrificara su mañana de domingo para estar esperándome en la meta. 

   Y llega el km 20, ya sólo te separa 1,097Km de culminar tu reto, avanzas con la mirada puesta en el arco de meta y sí lo reconozco, me vuelvo a emocionar porque de eso se trataba: de vivir intensamente la carrera y dejar aflorar en cada momento los sentimientos.

   La sensación que tienes cuando te conviertes en FINISHER de la Media Maratón de BCN y te dan la medalla es de inmensa satisfacción personal, de haber sido capaz de plantearte un reto y ser consecuente hasta conseguirlo!!!! 

   En mi caso no solo he conseguido una medalla, mis hijos y marido me esperaban en meta con un magnifico ramo y una copa….que más se puede pedir!!!!

   Para finalizar solo tengo palabras de agradecimiento para todas aquellas personas que me han apoyado y sobretodo me han “aguantado” durante estos meses: en primer lugar a mi marido que sé lo difícil que le ha sido estar a mi lado sin poder correr (no hay nada peor para un runner que lesionarse y quedarse una larga temporada en el “dique seco” …..); a mis hijos por darme ánimos cuando en casa me ponía como decían “cachas” mientras hacia mis ejercicios de pesas, gomas o fitball y por decirme que para ellos he sido la primera; a mi familia (mi madre, mi padre que estoy segura que “desde arriba” no ha dejado de animarme, a mi hermana, cuñados/as sobrinos…) por creer que lo podía conseguir; por supuesto a Mary G. Reina y a A. Novakosky por todo la que me han dado, sin ellos y sin sus valiosos entrenamientos y consejos no lo hubiera conseguido, han hecho que disfrutara del camino; a mis “compis” y a las que considero amigas de EDC-BCN Marta y Anna que gracias a este deporte nuestros caminos se han cruzado, por los cientos de whatsapp compartidos hablando de nuestros sueños deportivos, por confiar en mi y apoyarme no sólo verbalmente sino también Anna por estar en la línea de meta esperándome y compartiendo este gran momento personal conmigo; a todos que han sumado y nunca restado como mis compañeras de laboratorio Mercè (mil gracias por estar en el km 10), Susana, Virginia, Ana, Irene, Minerva… y por supuesto a los creadores de este blog kilometro30 Julieta y Javi no solo por apoyarme y solucionarme con gran profesionalidad alguna sobrecarga muscular, sino también por darme la oportunidad de compartir mi experiencia personal, mi sueño en definitiva, con este post.

Gracias a tod@s!!!!!

Como defendemos desde EDC: No tenemos Limites, sólo Retos”…

Así que ahora a por el siguiente!!!

By Olga Millán López

media maraton BCN

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...