Entradas anteriores

domingo, 29 de marzo de 2015

Cómo fue el camino al 10mil de la BDN Running


bdn running
   (JPG)  Este domingo pasado participamos en la BDN Running; es una carrera de 10 kilómetros por la zona Litoral y Centro de Badalona.  Nos gusta especialmente por varios motivos:  primero porque se corre en casa, segundo porque Javi  ha corrido tres de las cuatro ediciones, y tercero porque fui mi primer 10mil y lo hice embarazada de casi dos meses. Después de esta primera vez no pude participar en la siguiente edición por motivos personales, aunque sí que llegué a inscribirme.  Me quedé con muchas ganas, así que este año iba más motivada que nunca.   

   Mi logística para disponer de tiempo propio es un poco complicada desde que tenemos al peque, pero si no quería sufrir durante 10 kilómetros me las tenía que ingeniar para salir aunque fuera dos veces a la semana a "entrenar", y esos "entrenamientos" tenían que ser de "calidad", así que Javi me propuso -desde su experiencia- que probara a hacer un día de series y otro de rodajes.

   Empecé tímidamente en Enero a ver cómo me encontraba.  Pese a lo que podía imaginar me sentí muy ligera y cómoda.  Las series supusieron una inyección de motivación para mi, ya que me permitían correr a ritmos que nunca hubiese imaginado que yo podría hacer en mis condiciones actuales.  En Febrero empecé más en serio y rápidamente me vine abajo cuando después de un rodaje muy bueno los tiempos empezaron a empeorar estrepitosamente.  Las piernas me pesaban una barbaridad, sentía que arrastraba el cuerpo y no podía respirar. Catástrofe!!!  Cambié de escenario de entrenamiento a ver si con eso me animaba y encontraba otra vez mi ritmo... pero nada... fue horrible, prácticamente no me podía mover.  Llegué a ese punto muerto en el que voy más rápido andando que corriendoDos semanas antes de la carrera le dije a Javi que le dejaría mi dorsal a él porque yo no estaba en condiciones de correr y no tenía ganas de pasarlo mal.

   Antes de dejarme tirar la toalla Javi me propuso que probáramos tres cosas: la primera, darme un masaje en las piernas para dejarlas "más sueltas"; la segunda, que acudiera a mi osteópata para que me tratara el tema de la respiración ya que hace un par de años sufrí un episodio similar; y por último, inscribirse él a la BDN Running y hacer la carrera conmigo como la primera vez... simplemente a correr y disfrutar.

   Probamos la número uno: masajes e inmediatamente a correr. Salimos los dos juntos a correr para valorar sensaciones, y debo decir que la diferencia fue abismal.  Nada más que el calentamiento me sentía volar; luego hicimos series y no puedo explicar lo feliz que me sentí.  Las piernas volvían a ser mias... mejor que eso, parecían de otro!!! Fue curioso porque pese a no sentir ningún tipo de molestias, dolor o contractura, mis piernas me estaban pidiendo mantenimiento... y luego me recompensaron con una buena jornada de series.

   Probé la número dos: efectivamente mi osteópata me vió bastante tocadilla y a fecha de hoy seguimos trabajando en ello.  Sin embargo, después de la primera sesión salí a rodar un poco y mis pulmones respondían, me daban el oxígeno que necesitaba.  Recuerdo una increíble sensación de libertad!

   A falta de una semana aún no había completado ni un solo rodaje de 10 kilómetros... Javi me recomendó que hiciera un entrenamiento de confianza, así que días antes de la BDN Running salí a correr  completando 8 km.

   Así que finalmente el domingo pasado probamos la número tres: correr juntos!

   Quieres saber cómo me fue? tendrá que ser la semana que viene... si no este post será más largo que el Sermón de la Montaña, jajaja

Hasta pronto ;)
(JPG)
Paseo Marítimo de Badalona bdn running
Tramo del recorrido por el Paseo Marítimo de Badalona


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...